Ewan McGregor and the botanic garden

Y amaneció el primer día de sol en Edimburgo de 2011, así que decidimos aprovecharlo yendo a unos de los Jardines Botánicos más grandes de Europa.

El Jardín Botánico está en Inverleith Row, un poco alejado de nuestra casa, pero nosotros decidimos que tendríamos que ir andando para aprovechar el día. Hacía un día genial y el paseo fue placentero.

La entrada al jardín es gratis (cosa que os recuerdo, me priva) así que todos los grandparents de Edimburgo se van a pasar el día viendo los arbolícos. No en vano, el jardín fue fundado en 1670 como “physic garden”, jardín utilizado para el cultivo de plantas medicinales que usaban los médicos con fines terapéuticos. La verdad es que el jardín es precioso y tiene como zonas diferenciadas. La zona rocosa, la zona china, la zona de fumadores…

A mi me gustó mucho la zona China, porque tenía un lago y en el centro había una típica pérgola de madera en las que en las pelis sale alguien muy relajado antes de ponerse a repartir ostias como panes. Todo muy zen.

Luego está el tema de los animales del parque. ¡¡Los tíos son modelos¡¡Posan para que les hagas fotos¡ Y aquí tengo unas fotos que lo demuestran. La ardilla reticulada está a su rollo en la rama ajena a la gente. Más intrigante es el caso del petirrojo de Karlos Arguiñano, que vino volando y se posó justo al lado de mi cámara para que le hiciera este primerísimo primer plano. Lo que te digo, modelos

 

 

 

 

 

 

 

Después de ver el resto del parque volvimos a casa donde estaba mi (segundo) gran amor, Ewan McGregor. Ahí estaba, esperándome en la cama…¡en formato libro con tapa dura¡ Mi querido libro de Long VVay Round que había pedido por Internet.

Estoy muy flipado con Evvan McGregor desde que vi el documental ‘Long VVay Round’. Para los que no lo sepáis, el documental narra la vuelta al mundo en moto de Evvan McGregor y su mejor amigo Charlie Boorman. El viaje se le ocurrió a Evvan McGregor cuando vió en un mapa que Europa y Ámerica solo estaban separadas por el Estrecho de Bering.

Desde el primer momento me quedé fascinado y quería imitarles.Es más mi gran amigo Daniel Sanz y yo trazamos sobre un mapa un viaje que nos llevaría (llevará) desde Buenos Aires a Valparaiso, en Chile.

Estoy tan flipado con Evvan McGregor porque ha sido realmente inspirador para mí y porque gracias al documental comencé a escribir un proyecto que tengo muchas ganas de realizar.

Todos mis amigos de Edimburgo han tenido que sufrir la pesadez que he pegado con Evvan, pero la verdad es que el libro está estupendo y al final conseguí que varios de ellos se lo compraran. Vosotros si teneís tiempo, os recomiendo que veaís el documental, porque realmente vale la pena.

Es la magia de Evvan ( o a lo mejor soy yo que lo cuento muy emocionado).

La foto de hoy va dedicada a Amanda, una chica que igual conoceis, que lleva a mi lado cuatro años, que ha sido mi compañera de viaje en Edimburgo y que es la responsable de un blog que está muy bonito. Esta es su dirección http://myfunnyglasses.blogspot.com/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Ewan McGregor and the botanic garden

  1. Hel dijo:

    pajarillo coquetuelo.. y qué gordura de ardilla! jajaja grandísima! xD
    god save the cupake’s queen!! un beso!

  2. Amanda dijo:

    Ohhhh… thankssss!!!!!! 🙂

  3. roberta dijo:

    amazing pictures!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s